Velas aromáticas para relajarse en cosmopolitan.tv

Velas aromáticas para relajarse

Health

Desde tiempos muy remotos, cuando el hombre no tenía los recursos, conocimientos médicos y tecnología que hoy existen para tratar las enfermedades, se le atribuían a los aromas propiedades curativas. La inhalación de las sustancias desprendidas de algunas plantas, semillas o maderas, podía conducir a una situación de bienestar físico y emocional.

Al día de hoy se sabe que, a pesar de que la aromaterapia en sí misma no es capaz de sanar patologías complejas, sí reporta numerosos beneficios para la salud: disminuye la ansiedad, puede ayudarnos a combatir el insomnio, a aliviar ciertos dolores e, incluso, mejorar el buen funcionamiento de nuestro cuerpo a la hora de realizar algunos procesos metabólicos como la digestión.
Una de las formas básicas de la aromaterapia son los aceites esenciales. Mediante su uso, los efectos saludables de este tratamiento de belleza se multiplican, ya que los aceites tienen dos formas de acceder a nuestro organismo: por una parte sus esencias son absorbidas por las vías respiratorias provocando una sensación de relajación; pero también son capaces de introducirse a través de nuestra piel (diluyéndolas previamente en agua o en otro aceite de base vegetal) donde sus propiedades antioxidantes actúan ayudando a combatir los radicales libres, nutriendo la epidermis en profundidad, eliminando toxinas o aliviando inflamaciones locales.
Los masajes relajantes con aceites esenciales son uno de los tratamientos de belleza más ofertados por los spas, balnearios y centros de estética. Sin embargo, la aromaterapia no se reduce al uso de aceites; el vapor de hierbas o las velas aromáticas resultan ideales si lo que buscamos es desestresarnos tras una dura jornada laboral o de estudio.
Además de relajarnos y mejorar nuestro estado de ánimo, las velas perfumadas tienen otras virtudes para nuestra salud; algunas de ellas son descongestivas de las vías respiratorias, otras pueden aliviar los mareos y las migrañas… Si sufres a menudo alguna de estas molestias, coloca unas velas en tu baño y verás que te ayudan a sentirte mejor.
Las más utilizadas son:
* Lavanda: ayuda a relajarnos y mejora la concentración.
* Eucalipto: descongestionante.
* Manzana: alivia la migraña.
* Coco: afrodisíacas.
* Rosa: ayuda a dormir mejor.
* Limón: reduce la sensación de mareo.
* Canela: estimulante.
* Vainilla: su aroma dulce ayuda a combatir la depresión.
* Cedro: levanta el estado de ánimo.
Recuerda que para aprovechar al máximo los beneficios de las velas es necesario concentrar el aroma en el ambiente, cerrando las puertas de la habitación donde vayas a prenderlas.
Si te animas, puedes también aprender a hacer tus propias velas perfumadas. Es tan fácil como derretir parafina al baño maría, retirarla antes de que comience a hervir y agregarle el colorante deseado y unas gotitas de la esencia que elijas. Viértela luego sobre un molde y coloca antes unos pabilos de algodón anudados a una pequeña placa de metal para impedir que se muevan. Espera a que se solidifique y… ¡tu vela estará lista! Puedes disfrutar de su delicioso aroma durante el baño, para relajarte en tu cuarto o incluso para hacer un regalo original y creativo a tus amigas.

Fuente: somosbellas.com